Equipo Minero

minagrafika mineros1 Equipo Minero

Ricardo Diaz Orueta //
Diseñador Gráfiko.

Nací en Bilbao y Estudié Bellas Artes en la UPV-EHU. Me especialicé en Diseño Gráfico. Soy una de esas personas afortunadas a las que les gusta su trabajo.

Formado en artes plásticas desde la infancia.

Imagino que mis padres se dieron cuenta de que la tranquilidad reinaba en casa mientras yo estaba dibujando. Cuando no había lápiz y papel, la plastilina se convirtió en el sustituto perfecto para mantenerme entretenido.


En la escuela y en el instituto disfruté defendiendo el “título nobiliario” de ser “el-que-mejor-dibuja-de-clase”, acabando unos años más tarde en la Facultad de Bellas Artes donde tuve la suerte de encontrarme con todos los que “mejor-dibujaban-de-su-clase”. Eso sirvió para hacer una cura de humildad y para ponerse las pilas.

Cursé la especialidad de Diseño Gráfico. En ella aprendí casi tanto de mis compañeros como de mis profesores y acabé por entender que diseñar, va más allá de poner las cosas alineadas.

Aplicando lo aprendido a nuestro proyecto, podemos decir que en minagrafika el diseño es un comportamiento, no un departamento.

Tras trabajar durante casi veinte años, como diseñador y como ilustrador, he llegado a una conclusión de que el resultado brilla, cuando te lo pasas bien trabajando.

“Esto tiene que ser divertido”

Fernando Vide Celeiro //
Programador Gráfiko.

Orienté mi profesión a explicarle a las personas como funcionan las máquinas. Ahora trabajo intentando que las máquinas nos conozcan a nosotros.

Me encantan los cachivaches. Todos. Y si tienen piezas pequeñas… más.
Nací en Barakaldo y desarrollé mi vocación de constructor de maquinaría en la escuela de ingeniería técnica de Bilbao.
Mi curva de aprendizaje se asemeja mucho a las fábulas budistas. He ido aprendiendo de cada una de las personas que ha tenido algo que enseñarme:

…largas charlas de infancia con un amigo aficionado a programar “Spectrums”,…del profesor que te adopta como “cobaya” para enseñarte a manejar el Autocad 1.0, …del viejo MSX, del primer PC… del próximo.

He ido adaptando objetivos e inquietudes al paso al que ha ido evolucionando la tecnología a nuestro alrededor. Hemos cambiando de perspectiva y con ella nuestra relación con la tecnología.
Hablar con las “máquinas” a través de su propio lenguaje para que estas utilicen lo mejor del nuestro. Lograr que el “buen diseño” forme parte de ese lenguaje.

Que “mejorar la experiencia del usuario” no signifique tanto controlar las “máquinas” que nos rodean, como relacionarte con ellas de un modo natural, humano y bidireccional.

“Tiene que parecer un juego”